La NASA descubre rastros de agua en el peligroso asteroide Bennu

La sonda OSIRIS-REx «Origins, Spectral Interpretation, Resource Identification, Security-Regolith Explorer», de la NASA, fue lanzada el jueves 8 de septiembre de 2016 y ha recorrido 2.2 millones de kilómetros en su viaje desde la Tierra para llegar a un lugar a 19 kilómetros de Bennu el pasado 3 de diciembre. En ese momento, el equipo científico de la Tierra dirigió tres de los instrumentos de la nave hacia el asteroide revelando la presencia de moléculas que contienen átomos de oxígeno e hidrógeno unidos entre sí, conocidos como “hidroxilos”.

La NASA agregó que  “El equipo sospecha que estos grupos hidroxilo existen a nivel mundial a través del asteroide en minerales arcillosos que contienen agua, lo que significa que en algún momento, el material rocoso de Bennu interactuó con el agua. Si bien Bennu en sí es demasiado pequeño como para haber alojado agua líquida, el hallazgo indica que en algún momento hubo agua líquida en el cuerpo de los padres de Bennu, un asteroide mucho más grande.

Bennu es un antiguo asteroide rico en carbono que órbita el Sol y Osiris-Rex es la primera misión espacial que intenta regresar con una muestra de un cuerpo celeste similar.

“La presencia de minerales hidratados en el asteroide confirma que Bennu, un remanente de la formación temprana del sistema solar, es un espécimen excelente para la misión OSIRIS-REx de estudiar la composición de compuestos volátiles y orgánicos primitivos”, dijo Amy Simon. Científico adjunto de instrumentos de OVIRS en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA en Greenbelt, Maryland. “Cuando la misión a la Tierra devuelva muestras de este material en 2023, los científicos recibirán un tesoro de nueva información sobre la historia y la evolución de nuestro sistema solar”.

Este modelo preliminar de forma del asteroide Bennu se creó a partir de una recopilación de imágenes tomadas por la cámara PolyCam de OSIRIS-REx durante el acercamiento de la nave espacial a Bennu durante el mes de noviembre. Este modelo de forma 3D muestra características en Bennu tan pequeñas como seis metros. Créditos: NASA / Goddard / Universidad de Arizona
José Carlos Nájera Ancira

Nativo digital, servidor público, amante de la tecnología, energías renovables y proyectos sociales.